revolution

Cómo un chatbot puede dar la bienvenida a nuevos estudiantes

Jun 17, 2020

Analizamos cómo los chatbots pueden ayudar a las universidades a dar la bienvenida a sus nuevos estudiantes.

Educación

Sanuker

Índice

Los primeros días del primer año de universidad son siempre una experiencia traumática, y a veces la confusión no termina en el primer año. Todo es nuevo, la ciudad, el edificio, a veces incluso el país y el idioma. No sabes dónde están las cosas ni como funcionan. Tienes que adaptarte rápidamente y acabas dando vueltas y vueltas por el campus intentando encontrar la sala, la clase o el profesor que te corresponde, todo para luego descubrir que estás en el lugar equivocado.

Las universidades intentan ayudar, colocan carteles, reparten mapas a los estudiantes, reclutan voluntarios e intentan que las cosas sean fáciles de encontrar, pero a menudo es tan útil como una gota de lluvia en el océano. Le realidad es que es imposible que una empresa o institución contrate a suficiente personal y disponga de suficientes recursos para hacer frente a un aumento significativo, pero relativamente efímero, de demanda de sus servicios.

La escalabilidad es la clave

Resolver el problema requiere un sistema escalable, y los mejores sistemas escalables son los que no dependen de los seres humanos. No nos equivoquemos, los seres humanos somos increíbles, pero por lo general no se nos dan bien la multitarea ni las cosas repetitivas. Además, los seres humanos más capacitados tienden a preferir trabajos estables y evitan los trabajos puntuales y de corta duración.

Por tanto, la solución a este problema tiene que ser alguna forma de automatización que vaya más allá de las tradicionales páginas de ayuda del sitio de la universidad. Tiene que ser fácil de usar, estar siempre disponible e, preferiblemente, no requerir que el estudiante se descargue ninguna aplicación u herramienta nueva.

Hablamos, por supuesto, del servicio que puede proporcionar un chatbot conversacional, en plataformas de mensajería como WhatsApp, WeChat o Facebook Messenger. Estas aplicaciones son herramientas que mayoría de estudiantes ya está acostumbrado a usar y donde los chatbots pueden utilizarse para responder a todo tipo de preguntas, solo pasando la conversación a un asistente humano cuando sea necesario.

Ampliar el alcance

De hecho, uno de los aspectos más interesantes de la asistencia automatizada a través de aplicaciones de mensajería es que un chatbot bien diseñado puede ir más allá de lo que podría hacer un ser humano, respondiendo a una gama más amplia de preguntas y atendiendo a miles de usuarios a la vez.

Imaginemos, por ejemplo, un chatbot que no sólo pudiera proporcionar direcciones dentro del campus, sino también responder a algunas de las preguntas inevitables que estudiantes en su primer año fuera de casa puedan tener. Un chatbot programado para utilizar tanto su propia base de datos como para buscar información en Internet podría incluso responder a cosas como “cuál es la pizzería más cercana que puede entregar en la universidad a las 3 de la madrugada” o dar consejos sobre cómo utilizar las lavadoras de la residencia de estudiantes.

En lugares como Europa, donde los intercambios de estudiantes y los programas de intercambio en el extranjero son comunes, los chatbots también podrían programarse para hacer de traductores, explicar las normas culturales o ayudar los estudiantes a navegar por el nuevo país y sentirse más cómodos.

Algunos de estos ejemplos pueden parecer una tontería, pero pueden marcar la diferencia para los recién llegados y ayudarles a sentir que la universidad realmente se preocupa por ellos. Las posibilidades son infinitas y para que un sistema de este tipo tenga éxito es importante realizar un cuidadoso análisis de la universidad, el país y la imagen que se desea proyectar. Para ayudarle a empezar, puede ponerse en contacto con nuestro equipo de expertos a través del siguiente enlace.

Contáctanos para crear tu increíble chatbot

Da rienda suelta a tu poder conversacional para obtener más y mejores clientes potenciales cualificados, mejorar la experiencia y el compromiso de los clientes, ofrecer asistencia automatizada y reducir los costes, y optimizar el flujo de trabajo de tu equipo.